Live Streaming ECommerce, el formato que está revolucionando las ventas online 

live-video-shopping.png

El live streaming eCommerce consiste, ni más ni menos, que en aprovechar las transmisiones en vivo por Internet para promocionarse o vender productos y servicios. Este formato es similar a los anuncios de TV OFFER  pero la gran diferencia es que, en este caso, la comunicación es bidireccional e interactiva.

 

El vendedor puede hacer demostraciones de productos, traer testimonios y responder preguntas de los usuarios en tiempo real.

Es más inmediato.

Los compradores no necesitan llamar para obtener más información o comprar, todo está al toque de clic. Los espectadores pueden comprar el producto en un enlace que aparece durante la transmisión online. Es como la telepromoción adaptada al siglo XXI y a los nuevos medios digitales.

 

El streaming en directo para comercio electrónico puede abarcar cualquier producto que se precie, que va desde ropa y comésticos hasta aparatos electrónicos o automóviles y un largo etcétera.

Las 4 grandes ventajas del streaming online en directo:

En el caso del live streaming commerce todo es accesible a cualquier empresa, grande o pequeña.

 

Por ejemplo, con un anuncio en televisión tradicional se suele necesitar un presupuesto elevado, y con este formato no es indispensable.

 

Además, hay otros factores que suman a favor:

  1. La gente se pasa mucho tiempo navegando online: especialmente en época de confinamiento.

  2. Y mucho de ese tiempo es viendo vídeos: solo en YouTube, cada usuario pasa unos once minutos y medio al día viendo estos contenidos.

  3. El live streaming eCommerce facilita las compras: por ejemplo, es mucho más fácil encontrar a un vendedor experto en eso que quieren comprar y las transacciones de compra son rápidas y sencillas.

  4. Los streamings en directo para eCommerce no solo están personalizados, sino que atañen a algo más personal: suponen conversaciones bidireccionales donde se escucha y valora lo que el espectador/consumidor tiene que decir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El gran reto al que se enfrentan las empresas con este formato.

A pesar de que a priori el streaming en vivo tiene múltiples ventajas, muchas empresas son reacias a utilizar esta forma de promoción porque se sienten inseguras al no controlar todo durante la retransmisión.

 

Cualquier cosa puede suceder y, por supuesto, siempre algo puede salir mal.

Sin embargo, en este contexto la gente no espera la perfección. De hecho, los errores pueden provocar que las marcas se vuelvan más naturales y auténticas a los ojos de los espectadores. Mucho más que una presentación demasiado encorsetada.

Así, los vendedores pueden empezar por Facebook o Youtube para demostrar su producto e indicarles a los espectadores cómo comprarlo. De esta manera, se puede ayudar a crear entusiasmo en torno al producto y, sobre todo, para generar confianza a través de demostraciones y testimonios. En el peor de los casos, siempre se puede contratar a una compañía profesional de transmisión en vivo, ellos pueden ayudar a las empresas vendedoras con el programa de streaming.

images.jpg